Con olor a queque

Mi mamá era una buena cocinera, hacía
de todo y lo hacía bien, yo era una pésima comensal porque no apreciaba su
sazón y me rehusaba a comer cualquier cosa que no fuera salchipapas o arroz
chaufa. Atroz.

Ella anotaba sus recetas en un cuaderno a mano, se sentaba
frente a la tv para escuchar a Teresa Ocampo y no perder los secretos, así como
si nada llenó un cuaderno de 200 páginas ¡Alucinante!

Lo salado era fácil para ella
pero lo dulce siempre le resultaba un reto que superaba, afortunadamente para
todos los que vivíamos con ella, de todos los dulces que salían de esa
cocina, la preparada de queques era lo mejor de la vida. Como era obvio, yo siempre
andaba cerca con la excusa de ayudar pero con la verdadera intención de comer
la masa cruda (Era y es una delicia) para luego escuchar ¡No comas eso crudo que te
va a doler el estómago! Jajaja igual me la comía y no pasaba nada pero lo mejor
venía después, ese olor a queque horneándose que invadía la casa, qué momento
glorioso.
Para mi buena suerte hace unos
días me invitaron a la presentación del recetario de Blanca Flor, una
presentación especial donde Sandra Plevisani preparó una receta que por
coincidencia yo elegí cuando celebré el primer mes de Bastian, Queque de
manzana mojadito (se las paso abajo a detalle) ella la explicó paso a paso, con
secretos y opciones, pero más allá de la receta y su explicación, me quedo con
una frase que soltó entre todo el speech que dio “No hay que tener miedo de
malograr porque hay que malograr para aprender”
muy buena y aplicable a la vida
misma. Me convenciste Sandrita.

Gracias a Alicorp por la
invitación y por los regalos, salí cargada de razones para empezar a construir
en la memoria de mis hijos esos recuerdos con aroma a queque de mamá. Nunca es
tarde para malograr y aprender.

Con el foco en el queque
Paquete completo para empezar ¡Manos a la obra!

 

* Dato:


El recetario de Blanca Flor es
parte de la campaña que ha lanzado la marca con el mensaje “Pon tu casa en #ModoKeke”
y si de algo te sirve la info el recetario va a costar S/. 12.50 junto con un
paquete de Harina Blanca Flor de 1Kg, lo encuentras en bodegas y supermercados.
* Queque de manzana mojadito 
Ingredientes:
2 3/4 tazas de harina BF
1 cucharadita de polvo de hornear
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
1/2 cucharadita de sal
3 manzanas Delicia grandes
3 huevos grandes
2 tazas de azúcar blanca granulada
2 cucharaditas de esencia de vainilla
1 taza de aceite
1 taza de crema agria o yogurt natural
Canela azucarada:
1/2 taza de azúcar granulada
1 cucharada de canela molida
Preparación:
Precalentar el horno a 350 °F (180 °C) Engrasar y enharinar un molde de tubo para torta , no desarmable. Para la canela azucarada , mezclar el azúcar granulada con la canela y reservar.
En un tazón aparte cernir la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato y la sal. Reservar. Pelar y rallar las manzanas hasta obtener 2 tazas. Mezclarlas con la mitad de la canela azucarada y dejarlas en reposo hasta que suelten su jugo. Colar bien el jugo de las manzanas porque si se deja liquido el queque se asentará. En una batidora de pie mezclar los huevos con el azúcar hasta que crezcan y la preparación se vuelva palida. Bajar la velocidad y añadir esencia de vainilla y el aceite.
Poco a poco incorporar los ingredientes secos y la crema agria o yogurt. Finalmente, agregar las manzanas ralladas y bien escurridas . Verter dos tercios de la masa en el molde, espolvorear por encima con un poco de la canela azucarada, cubrir con el resto de la masa y finalmente echar el resto de la canela azucarada que formará como un remolino en el queque.
Hornear durante una hora sin abrir el horno. Estará listo cuando al introducir un palito este salga limpio. Enfriar y desmoldar.
* Secretitos:
  • Escurrir bien las manzanas
  • Tener todos los ingredientes medidos antes de empezar la preparación
  • Todo a temperatura ambiente
  • Decorar con azúcar impalpable

Comentarios

share post :
Facebook
Twitter
Pinterest
Instagram
Youtube
Snapchat