A estas alturas, ya no es ninguna novedad que la mayoría de películas sobre superhéroes, sean de Marvel o DC, son rutinarias e intercambiables. Funcionan casi todas de la misma manera. Pero hay excepciones, como “Guardianes de la galaxia” (2014) o “Deadpool” (2016), curiosamente las más divertidas, por citar dos ejemplos recientes. Algo así ocurre con “Thor Ragnarok”, graciosa cinta de los paladines de Marvel, pero igualmente la más ligera, a pesar de sus múltiples escenas de acción y los muy elaborados efectos especiales.
Cine

THOR RAGNAROK

A estas alturas, ya no es ninguna novedad que la mayoría de películas sobre superhéroes, sean de Marvel o DC, son rutinarias…