UN LUGAR FELIZ

Te despiertas y tu cerebro inmediatamente repasa todos los pendientes para el día, amaneces con la intención de resolver todo lo que se te cruce en el camino. Hay días con mejor ánimo y días que simplemente te sientes mñe* sin dramas ni quejas simplemente es así.
¿Qué pasa cuando hay una calle, una canción, un olor algo que te lleva a tu lugar feliz? Es como si toda tu rutina se pusiera en pausa y solo hay espacio para sonreír y cuando eso me pasa, no quiero volver. Que me dejen ahí y se olviden de mí.
El barrio
Pueblo Libre, el barrio que me vio crecer, las rotondas, los barrios cercanos con sus rivalidades y sus lugares de encuentro. Llegar a ser casi 20, entre chicos y chicas, en la calle jugando sin miedo, las fiestas con lento de media noche con cortadora y luces de colores, la ouija, los carnavales, las escondidas que mutan a escondidas en parejas, la botella borracha, el primer amor y la primera despedida.
El barrio, mi casa

El pollo al horno

Comida de los sábados, toda la familia reunida, pollo en el horno de la cocina a gas, arroz blanco graneado, papas sancochadas. La casa llena, muchas voces, los primos jugando, las mamás tratando que el pollo no se seque. Todos alrededor de la mesa, entrada, segundo y postre (como era antes), agua de maracuyá. La corneta del heladero, trampolín a la fama. La despedida hasta el próximo sábado.
La Música

Menudo, tu primer concierto en el estadio nacional gritando por Xavier. Los vinilos, alucinar con Thriller de Michael Jackson, pedir el casette y la casaca roja. Cindy Lauper, We are the world mañana, tarde y noche. Rock en español siempre a toda hora, gritar por Rio, Arena Hash. El walkman, pasar el día frente al equipo de música atenta para grabar las canciones de la radio esperando que el locutor no abra la boca. La música de tu abuela, de tu mamá y la tuya.

La colonia Jean Nate, el desfile de fiestas patrias, el mercado de Jesus Maria, el pan calientito a las 6pm, Camino Real, el Cine San Felipe, la cafetería Manolo´s, el Rancho y mucho más.
 Suerte tenemos que nos queden los recuerdos, suerte con la que podemos volver a nuestro lugar feliz.Y a ti ¿Qué recuerdo te hace feliz?

*mñe: Estado de ánimo que podría describirse como ni chicha ni limonada. Ni bueno ni malo. 

 

Comentarios

share post :
Facebook
Twitter
Pinterest
Instagram
Youtube
Snapchat